Disminuyen las denuncias de CFE por robo de cable

Las denuncias por robo de cables aumentaron considerablemente entre 2012 y 2013, de 895 a 1.626

Las denuncias ante la Comisión Federal de Electricidad por robo de cables se han reducido en los últimos nueve años, de 1.877 en 2014 a 216 el año pasado, según la Plataforma Nacional de Divulgación. Las quejas por robo de cables aumentaron considerablemente entre 2012 y 2013, de 895 a 1626 (un aumento del 81 por ciento), y luego aumentaron a 1877 en 2014, el mayor número de denuncias a las autoridades en una década.

Desde entonces, las denuncias de mala conducta de la CFE han disminuido. En primer lugar, en 2015 se registraron 774, lo que supone un descenso del 52 %, por lo que se mantendrá la misma tendencia en los próximos años hasta llegar a 216 en 2021.

Según datos de CFE, el total de cables sustraídos en su infraestructura entre 2006 y 2021 fue de 4 millones 608 mil 915 metros lineales. La distancia (en kilómetros) que se remueve la CFE para dotar de energía eléctrica a la población equivale a viajar de la Ciudad de México a Canadá o de la región de Tijuana en Baja California a Cancún en Quintan Roo, lo que se traduce como inicio hasta llegar al otro extremo.

Sus fronteras Robar cables de cobre es un delito del que ninguna entidad estatal está exenta, ocurre tanto en la Ciudad de México como en Querétaro, Tamaulipas, Durango o en cualquier otro lugar porque es un negocio ilegal rápido que genera ganancias económicas.

Isabel Moya

Deja un comentario